Vejer

Vejer de la Frontera está considerado como uno de los pueblos mejor conservados del sur de España y mantiene todavía hoy, casi diez siglos más tardes el aspecto de la villa que en el siglo XI levantaron los musulmanes. Situada en un cerro a apenas ocho kilómetros del mar, desde sus azoteas y terrazas se divisan las playas de la Costa de la Luz gaditana, el paisaje de La Janda y a lo lejos se descubre el litoral de Marruecos.

Esta pequeña ciudad conserva todavía buena parte del perímetro amurallado original, que encierra esa joya histórica que es su villa antigua, en la que destacan la Iglesia del Divino Salvador, el Castillo y el Convento de las Concepcionistas. Dentro del término municipal de Vejer se pueden encontrar restos prerromanos (tumbas y abrigos), romanos (acueductos y villas), visigóticos (ermitas) y por supuesto de la época de Al-Andalus.

Además de obligada visita por sus valores históricos y culturales, Vejer cuenta con una amplia oferta de interés deportivo o simplemente lúdico. Rodeada por varios parques naturales (La Breña, El Estrecho, Los Alcornocales) y a tiro de piedra de las largas playas atlánticas de El Palmar o Los Caños de Meca, Vejer es un sitio ideal para una estupendas vacaciones.